Nunca los había visto. Sus miradas brillan. Es el agua represada que no encuentra salida. Sus cuerpos fuertes están cansados. Anhelan la paz de una siesta. La serenidad de un cuerpo caliente. Silente. Pero están al otro lado del puente.

Leer más